¡Queridos amigos y estudiantes de Terra Nova!

 en de es pt-br 
Os mandamos saludos desde el corazón de Tamera en el comienzo del nuevo mes de estudio. Saludamos especialmente a los nuevos participantes de Singapur y Etiopía, donde se están creando nuevos grupos de estudio ahora mismo. ¡La red global de la Escuela Terra Nova crece continuamente! Gracias a todos aquellos que regularmente crean espacios para estudiar los pensamientos básicos de una existencia no- violenta en este planeta y que ayudan a hacer accesible esta información para un número creciente de personas.
Mientras tanto, en Tamera continuamos trabajando en el Plan Maestro para el desarrollo del primer Biotopo de Curación donde estos pensamientos se manifiesten como un modelo de vida real de la manera más amplia posible. En este contexto, hemos dedicado las tres primeras semanas del nuevo año a una educación intensiva sobre la cuestión social fundamental: amor, sexualidad y pareja y a construir una Escuela Global de Amor en Tamera.
En este nuevo mes, nos gustaría invitaros a ampliar y profundizar el estudio del tema de Enero, el “Plan de los Biotopos de Curación”. El título de este nuevo mes es: “La Tierra Necesita Una Nueva Información.” Como texto de estudio os enviamos un ensayo homónimo de Monika Alleweldt.
El artículo describe La Teoría Política que sirve de base al proyecto de los Biotopos de Curación y a todo el movimiento “Terra Nova”. La teoría contiene un nuevo modelo para la distribución y el éxito de un poder de paz global y cómo esta podrá prevalecer contra la superioridad exterior de los sistemas de violencia.
Estamos más cerca del borde del infierno global de lo que probablemente nunca antes en la historia humana. Fukushima es, sin duda, uno de los peores, pero sólo uno de los puntos problemáticos que existencialmente amenazan la vida en la tierra. Guerras, atrocidades, torturas, violaciones, niños soldado, laboratorios de animales, fraude, abandono… “fracking”, “remoción de la cima de la montaña”, “arenas bituminosas” – esas son las palabras detrás de las que se esconde un dolor en el mundo, un dolor en humanos y animales que el corazón humano apenas puede soportar. El apocalipsis está teniendo lugar cada hora, cada día, sin ninguna perspectiva de alivio y curación para innumerables seres vivos.
Necesitamos alcanzar un alto nivel de energía en nosotros para encontrar una respuesta a esta locura global. Nuestra energía para actuar debe estar a la altura del infierno.
Para esto necesitamos una nueva visión geistig* del mundo. Debemos desarrollar una nueva teoría. Cuánto poder de curación y potencial de acción positiva podemos desplegar; cuánta de la nueva realidad podemos crear depende de manera crucial de la teoría que sigamos. En este sentido, una teoría no es una colección de frases abstractas, si no una visión de las estructuras de la realidad. En su actual significado, teoría es la “visión de Dios” (theos). Cuanto mejor comprendamos esta idea, mayores poderes de manifestación y protección se abrirán ante nosotros.
La “teoría política” resume hallazgos científicos de las últimas décadas, los cuales han sacudido y revolucionado nuestra visión del mundo. Vivimos en un verdadero cambio de era. Salimos de la época materialista y estamos entrando una nueva era caracterizada por información, energía y frecuencia. Nikola Tesla, el fantástico pionero e inventor dijo: ”Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.”
Para encontrar una solución que evite la catástrofe global, estamos obligados a cambiar nuestro nivel geistig. Entrar en la visión del mundo post-materialista, nos llevará a comprender que tras las conocidas leyes físicas, biológicas y médicas de la naturaleza y las cadenas causales, existen otras leyes universales,
que se nos revelan en un nivel superior de conciencia.
En el pasado y presente encontramos innumerables ejemplos de lo que los seres humanos son capaces cuando entran en estos dominios más profundos de la realidad.
En el siglo XVIII, había en Francia un grupo religioso llamado los “Jansenistas” que sobrevivió a la persecución de la iglesia y el estado por un fenómeno de “psicoquinesias masiva”. Mediante décadas, miles de sus seguidores entraron en estado de trance en los que sobrevivían mágicamente a los intentos de asesinato y actos de violencia sin ningún daño. Mosquetes y cañones no podían dañarlos, ellos eran invulnerables.
Tras tormentos y dolores extremos en el Campo de concentración de Buchenwald, el filósofo francés Satprem llegó a la experiencia de la vida absoluta. Más tarde, él describió esta experiencia en una entrevista. Y ocurrió que, “… cuando de repente, sentí una alegría indescriptible en medio de ese vacío aterrador. De repente me convertí en algo inmensamente puro y fuerte – fuerte, entiendes. ¡Fuerte! Ya nada me podía tocar. Un poder – un poder, ¿entiendes? Algo que de repente me hacía invulnerable. Ya nada tiene poder sobre mí. Ese fue el primer contacto con…. la verdad, con lo que uno es, lo que cada persona es. Cuando tocas este principio de la existencia, tocas lo que está presente en todas partes – en otros seres humanos, en la planta o el animal. Tocas la esencia misma del mundo. Y la esencia del mundo es algo completo, inmenso y – espléndido.”
En un nivel superior de conciencia, estas experiencias no son realmente “milagros”. No son tampoco “sobrenatural” ni “inexplicable” pues corresponden con la estructura de la realidad. Los milagros están entre las infinitas posibilidades que podemos utilizar, una vez que dejamos atrás los viejos patrones de pensamiento y conectamos con poderes espirituales mayores. Para trabajar por la sanación de la Tierra, podemos y debemos aprender a provocar deliberadamente milagros. La Escuela Terra Nova reúne sus lecciones para este propósito.
Agradecemos de antemano a todos los que seriamente se dedican a estudiar la “teoría política” y hacen un esfuerzo por seguir sus pensamientos hasta el final.
Esperamos con interés feedback, preguntas y noticias vuestras.

¡Saludos cordiales desde Tamera!

Share your thoughts:

Your email address will not be published. Required fields are marked *