Estimados amigos y activistas por Terra Nova

en de es pt-br
Les enviamos un feliz año desde Tamera en Portugal. 

Para empezar, imaginemos tomar distancia del lugar en donde estamos, de nuestras situaciones individuales, y veamos la situación global como si fuese desde afuera. Estamos llamados una y otra vez a tomar este tipo de perspectiva para poder posicionarnos de manera inteligente.

Vivimos en un mundo en transformación. A fin de año la temperatura en el Polo Norte fue por sobre los cero grados —lo mismo que marcó el termómetro en Alemania o el sur de California en la misma época del año, y 30 grados más de lo normal. Estamos enfrentando los efectos catastróficos de la corriente “El Niño” predichos para este invierno. 2015 fue el año más caluroso del que se tenga registro y estuvo plagado de desastres climáticos. Es la llanto de la Tierra, la respuesta de la naturaleza a nuestro orden mundial contrario a la vida. A comienzos de 2016, cerca de 23 mil animales y especies de plantas se encuentran en riesgo de extinción. Nunca antes esta lista tuvo tantas especies.

También desde la realidad social nos llega información catastrófica. Nunca antes hubo tanta inequidad social como la hay hoy en día. En 2016, el 1% más rico del mundo será, por primera vez en la historia, más rico que el otro 99% restante tomado en conjunto. Este año los EE.UU. gastarán más dinero en armas que nunca antes. Es el presupuesto gastado en armamento más grande de la historia. La elite global se está preparando para más guerra y agitación social. Bajo el pretexto de defensa contra el terror islámico, los sistemas de vigilancia de Occidente se expanden mientras los derechos democráticos se deterioran gradualmente y las unidades de policía se militarizan cada vez más. Edward Snowden advierte que está yendo hacia un estado de “vigilancia total”. Las elites gobernantes son consientes de que esta es la única manera en la que pueden seguir en el poder. Los abiertos pedidos de un candidato presidencial estadounidense para establecer campos de reclusión y distintivos para identificar musulmanes ganan apoyo en vastos sectores de la población. El fascismo se incrementa nuevamente a escala global. Esto se ve en cómo se extiende el Estado Islámico, en la guerra de Erdogan contra los curdos, en el creciente apartheid en Israel-Palestina y en la violencia en Ucrania. Es evidente también en Occidente en el éxito político de la extrema derecha en Europa y el marcado incremento del crimen de extrema derecha en Alemania. Además observamos que la inhabilidad de la “izquierda radical” para parar las estrategias neoliberales de empobrecimiento, explotación y desestabilización política de caminos democráticos como los de Grecia, amenaza con favorecer a los incendiarios de ultra derecha. Vivimos en tiempos apocalípticos.

Sin embargo el apocalipsis significa no solo caída sino también revolución. En un artículo muy leído en internet, un emprendedor brasilero describe signos de cambio actuales: más y más personas que ya no aguantan el modelo actual de trabajo, un espíritu emprendedor diferente, más colaboración, un nuevo despertar de la espiritualidad y nuevos modelos educativos entre otras cosas. Experimentamos cosas similares en nuestros viajes y a través del contacto con nuestros huéspedes en Tamera. Nuevos proyectos emergen en todos lados. Hay personas fundando comunidades, embarcándose en nuevos caminos. Hay un enorme deseo por nuevas condiciones de vida, más auténticas, ecológicas y sustentables. Nos llegan de todo el mundo cada vez más pedidos de colaboración y apoyo para la construcción de nuevos modelos, incluyendo pedidos de altas autoridades de gobierno. Detrás las atrocidades, un nuevo mundo se prepara a emerger —una nueva humanidad. La dedicación y el compromiso compasivo de muchas personas en Alemania y otros países para con el flujo de refugiados es un claro signo de esta transformación positiva. En este “movimiento de los ayudantes” se ve un cambio desde la vieja estructura de aislamiento, indiferencia y miedo, hacia una apertura hacia la empatía y la asistencia. La dirección que toma la revolución de hoy depende de este cambio: de un sistema cerrado y de separación a un modo de vida basado en la confianza y a una apertura genuina al mundo.

En relación a esto, les enviamos como inspiración una plegaria íntima y emotiva de Dieter Duhm: Oración en el umbral (en el adjunto).

Además, les recomendamos mirar un reportaje que recientemente le hizo Martin Winiecki a Dieter Duhm en Tamera alrededor de la pregunta: “¿Cómo superar el sistema de violencia global?https://www.youtube.com/watch?v=8aaskF7Jq68 (en alemán con subtítulos en inglés).

En diciembre comenzó el programa de ayuda “refuGEN“ en la isla griega Lesbos, iniciado y organizado por la sección europea de Global Ecovillage Network. Cada día miles de refugiados llegan a Lesbos por mar desde Turquía. Desde Navidad, varios colegas de Tamera han estado allí ayudando. Vieron situaciones desgarradoras y brindaron todo el apoyo que pudieron a aquellos que llegaban. En nuestro blog Terra Nova Voice puedes encontrar los emotivos diarios de Dara Silverman y artículos de Leila Dregger:

http://terranovavoice.tamera.org/2016/01/night-shifts-at-morias-distribution-tent/4380
http://terranovavoice.tamera.org/2016/01/being-volunteers-for-refugee-aid-on-lesbos/4363
http://terranovavoice.tamera.org/2016/01/fadis-fate/4355

Para generar un campo global de paz que sea más poderoso que el avance del fascismo necesitamos sobre todo desarrollar imágenes de una “utopía concreta”, visiones de la nueva cultura que queremos crear. La visión de una sanación global debe convertirse en algo concreto, visible, conectado y sexy. Debe viralizarse a través de internet y ser escrita en las paredes de todas las principales ciudades. La vieja época sólo puede ser dejada atrás cuando la nueva sea visibilizada. A través de esta visión planetaria obtenemos una nueva referencia por la cual podemos resolver nuestras cuestiones individuales y comenzar a tomar decisiones. Queremos establecer una red de personas de todo el mundo que estén firmemente anclada en esta perspectiva y este poder.

Durante los viajes que hicimos en otoño de 2015 por EE.UU. y los países de habla alemana, tuvimos la impresión de que el tiempo está ahora maduro para el movimiento Tierra Nova. En este punto nos gustaría de nuevo agradecerles a todos, nuevos y viejos amigos en el mundo. Gracias por tu apoyo y fidelidad incansables. No podríamos hacer esto sin ti. La demanda creciente y la resonancia que estamos recibiendo —incluyendo hacia el libro Terra Nova— nos anima a continuar la construcción del movimiento Terra Nova este año con más energía.

Algunos eventos de 2016:

A mediados de mayo convocaremos a un círculo especial de pensadores, visionarios, periodistas, activistas, donantes y políticos que han reconocido la importancia del Plan de Biótopos de Sanación y que están listos para colaborar en su implementación a nivel global. Nuestra intención es que de este encuentro emerja un “Consejo Mundial” por Terra Nova, un cuerpo estratégico y visionario para la implementación de la paz global.

También en mayo esperamos el estreno de Healing of Love (Sanación del Amor), documental de Ian MacKenzie y John Wolfstone sobre la Escuela Global de Amor de Tamera. Para acompañar este documental queremos ofrecer un programa para todos aquellos interesados en profundizar su comprensión acerca de los temas del amor y la revolución global. Será un curso online de cuatro a seis horas que tocará las cuestiones fundamentales de cambio interno y externo, amor, sexualidad y comunidad.

A comienzos de agosto volveremos a invitar a camaradas y activistas por Terra Nova a un programa de educación de 10 días en Tamera. En octubre y noviembre planeamos eventos en Inglaterra, Alemania y España, así como un peregrinaje por Portugal.

Les enviaremos pronto más detalles y también los podrán ver en nuestro calendario de eventos en el sitio web de Tamera hacia fines de mes (www.tamera.org). Esperamos profundizar nuestra conexión y colaboración contigo.

Te enviamos nuestros más cálidos saludos y los mejores deseos para este año que comienza.

Martin Winiecki, Monika Alleweldt, Janni Hentrich, Peter Lewerenz, Nora Czajkowski, Dara Silverman

Share your thoughts:

Your email address will not be published. Required fields are marked *