NO HABRÁ PAZ EN LA TIERRA,

en de pt-br es
… mientras haya guerra en el amor
Manifiesto para la fundación de la Escuela Global del Amor


loveschoolEl amor y la sexualidad son cuestiones políticas a las que ya no podremos cerrar los ojos.
El amor es más que un sentimiento. Se necesitan estructuras sociales, en las que el amor se pueda vivir y hacer realidad. Se requiere de un sistema ético en que podamos ser auténticos.
Independientemente de como vivamos nuestras vidas personales en este momento e independientemente de si vivimos solos o en comunidad, célibes, casados, monógamos o polígamos: trabajamos juntos hacia per- spectivas para nuestros hijos y para las generaciones venideras.
Necesitamos respuestas en el área del amor, para que nuestros niños puedan volver a confiar en nosotros y encontrar un hogar. Necesitamos respuestas que despierten el deseo y la curiosidad en nosotros y en los otros y que sean más fuertes que el miedo a ser herido de nuevo en los puntos más sensibles del amor.
El Eros libre y la pareja no son mutuamente excluyentes. Por el contrario, se complementan. La verdad en el amor es la base de toda relación amorosa duradera. La cuestión de si queremos vivir en monogamia o en poligamia, como heterosexuales u homosexuales se de- cide en base a nuestra verdad interior.
Querer una pareja no contradice el deseo de tener aventuras eróticas. ¡Sólo se convierte en traición cuando nos tenemos que ocultar de nuestras parejas!
Hay un tipo de fidelidad en la cual la devoción del amante hacia una tercera persona ya no provoca miedo a la pérdida sino que trae alegría y crecimiento de Eros y confianza.
Cuando tengamos esta experiencia, despertaremos un día y diremos: la guerra ya no es nuestra aventura. El amor lo es. Eros se ha convertido en nuestro manantial sagrado de la vida y del amor.
La sexualidad se anclará de nuevo en el orden universal de la vida. Es sagrada para nosotros, tan sagrada como la vida misma.
De la conexión entre Eros y religión surgirá una cultura erótica, en la que la guerra se convertirá en algo impensable. Veremos la posibilidad de poner fin a la guerra entre los géneros y por lo tanto la introducción de formas completamente nuevas de convivencia y nuevas estructuras sociales. El amor es el poder más importante para la germinación de una nueva cultura de paz, que no se base en la resignación, sino más bien en la afirmación de la abundancia de la vida.
Aquí encontramos una forma de escapar del callejón sin salida actual que se hace cada vez más visible: hacia a una cultura de colaboración entre hombres y mujeres. Ninguna madre tendrá que enviar a su hijo a la guerra. Ningún padre tendrá que entregar su vida para defender su país.
No habrá más industria de guerra ni ministerios de defensa. Las bases militares se convertirán en Uni- versidades de Paz, donde se aprenderá y se pondrá en práctica como proteger este planeta.
El amor y la sexualidad serán temas básicos de estudio para cada ser humano adulto que quiera convertirse en un miembro responsable de esta cultura.
Los amantes y los jardineros de una nueva tierra – Terra Nova – están emergiendo, en la que el Eros y el amor duradero reciben otra oportunidad.

 

Capítulo del libro:
Martin Winiecki, Ed.
ASENTANDO LOS CIMIENTOS PARA UNA NUEVA CIVILIZACIÓN

Share your thoughts:

Your email address will not be published. Required fields are marked *